UPA espera que el acuerdo de la UE para la PAC beneficie a la agricultura y ganadería familiar

205

El largo proceso de reforma de la PAC ha dado esta madrugada un paso importante. Los ministros de Agricultura de la Unión Europea han alcanzado un acuerdo político que marca la posición de los Estados miembros sobre la política que regula la actividad agrícola y ganadera en todo el continente.

“Lo que vamos conociendo del acuerdo no nos suena mal”, confiesan desde UPA. “Ya solo el hecho de que haya acuerdo es positivo, en estos tiempos de enormes incertidumbres”. Un acuerdo que llega después de la aprobación del presupuesto para la PAC, un presupuesto que se mantiene en cifras similares al anterior periodo 2014-2020.

El acuerdo determina que el 60% de los pagos directos se destinen a apoyar la renta de los agricultores y ganaderos y un 20% se dedicará a los nuevos “ecoesquemas”, que premiarán las prácticas más beneficiosas para el medio ambiente y cuya concreción se hará ya dentro de cada Estado miembro.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos lucha desde hace años para conseguir una PAC más justa y más social, que destine más ayudas a quienes más lo necesitan, a los más sostenibles, que más empleo generen y cuyas prácticas sean más beneficiosas para el medio ambiente y el territorio: “ese modelo es el de la agricultura y ganadería familiar”.
El acuerdo alcanzado hoy establece un periodo de dos años para adaptarse a las nuevas exigencias, algo “muy necesario” para UPA.

ambién establece medidas para jóvenes productores y para pequeños agricultores y ganaderos. Los primeros podrán beneficiarse de una contribución de hasta 100.000 euros para iniciar su actividad, mientras que los segundos se beneficiarán de una mayor simplificación burocrática y de una exención de los recortes en los pagos directos para la reserva anticrisis.

UPA considera también positivo que se haya incluido en la lista de sectores elegibles para las ayudas asociadas a la aceituna de mesa. Una lista que para UPA debe completarse con todos los sectores que hoy por hoy siguen fuera de estas ayudas, como las frutas y hortalizas.

En resumen, un acuerdo que no suena mal a los pequeños y medianos agricultores y ganaderos españoles, que contribuirá a avanzar en la línea de lo que marca el Green New Deal europeo sin menoscabar la renta de los productores, y que seguirá ahora su proceso con la votación, este viernes, de la posición del Parlamento Europeo que dará paso después a los llamados trílogos entre Parlamento, Comisión y Consejo.

Un proceso para el que UPA reclama a todas las Administraciones que sean “muy conscientes” de la realidad del campo y de los efectos decisivos que esta política tiene en la vida y la economía de los agricultores y ganaderos y del medio rural, así como en la alimentación de toda la sociedad.