“Minymas es una tienda de cercanía con precios competitivos”

2249

Desde el pasado 6 de agosto Grado cuenta con un minymas. Miguel Ángel Fernández Alonso y su esposa, Ana Belén Corrales Menéndez, han apostado por la apertura de este nuevo establecimiento, que se suma al que tienen en Pravia desde hace dos años y medio. Las raíces familiares de Miguel, la cercanía, un local de dimensiones mayores al praviano que alcanza los 500 metros cuadrados con el almacén y el apoyo de masymas les ha llevado a ver una nueva oportunidad de negocio.

-Su segundo minymas ¿cómo se decidieron por otra nueva apertura?

-Se nos presentaba la oportunidad, de no hacerlo nosotros, lo harían otros. Además, con la experiencia adquirida estos años en Pravia, masymas apuesta por muy buen producto y es una empresa asturiana, con lo que ofrecen el mejor servicio y atención al estar aquí su logística. Nos gusta el funcionamiento de la franquicia y los franquiciados están contentos. Ellos vinieron con nosotros para elegir el local y contamos con todo su apoyo y ayuda para el montaje, te dan un gran asesoramiento. Grado puede ser una buena opción para compatibilizarlo con Pravia por cercanía, el desplazamiento de una tienda a otra nos lleva 12 minutos.

-¿Cómo se van a organizar en las dos tiendas?

-Abriremos en las dos de lunes a domingo. Trabajamos nosotros dos y 6 trabajadores más. Ahora en el verano y con las ofertas de apertura necesitamos personal, después ya se verá. La tienda de Grado tiene casi 120 metros cuadrados más que la de Pravia, 290 metros cuadrados concretamente, es muy grande.

-¿Cómo les afectó la pandemia?

-En nuestro caso aumentamos ventas, porque los clientes optaban por comprar en establecimientos cercanos. Incluso hemos ganado clientela, que no nos conocía y ahora sigue viniendo. En Pravia continuamos con aforo limitado por ser una tienda pequeña ya que el riesgo de cercanía es mayor, lo hacemos por precaución y siempre pensando en los clientes. Preferimos evitar problemas. Y en Grado se abrirá con aforo limitado, más amplio porque la tienda es mayor. Grado.

-¿Qué les diferencia?

-Al final tenemos una tienda de pueblo o de barrio, de cercanía, a precios competitivos. Nos gusta dar al cliente un trato muy cercano.

-¿Están satisfechos?

-Si no estuviéramos contento no daríamos este paso. Además ahora ya tenemos experiencia. Nosotros antes teníamos una frutería de 50 metros cuadrados. Esta tipología de negocio es una oportunidad para que jóvenes emprendedores puedan desarrollar un pequeño negocio con la garantía y la solvencia de una empresa que cuenta con una dilatada experiencia en el sector y también es una buena opción para los que ya disponen de un establecimiento de alimentación y quieren mejorar la posición en el mercado aportando un desarrollo empresarial importante, así como asistencia comercial y asesoramiento continuo desde el inicio del proyecto común.