La venta directa como alternativa

608

La pandemia de la Covid-19 ha afectado prácticamente a todos los sectores de la economía. En un tiempo récord, miles de empresas han tenido que adaptar su actividad al ámbito digital. Prácticamente de un día para otro, millones de personas cambiaron su trabajo presencial por el teletrabajo desde sus hogares. Este nuevo método de concebir las relaciones laborales ha demostrado su eficacia, y el rol que ha jugado la tecnología ha sido clave. En pocos meses, la crisis del coronavirus ha puesto de manifiesto que la digitalización ocupará un papel primordial. Las empresas, casi a marchas forzadas, se han
visto obligadas a reinventarse para dar respuesta a los nuevos consumidores, cada vez más digitales. Y el sector primario no se ha quedado atrás. Al igual que doblegaron esfuerzos para asegurar la cadena alimentaria, lo han hecho para adaptarse a nuevos métodos de comercialización de venta directa y venta online pero marcando una gran diferencia: origen, calidad y ante todo, control de los procesos de crianza y comercialización por el Consejo Regulador. Todos ellos apuestan, defienden y comercializan con el sello de calidad Identificación Geográfica Protegida -IGP- Ternera Asturiana. El objetivo: conjugar lo tradicional con las nuevas tecnologías.

Casa Bartuelo: “Pertenecer a la IGP Ternera Asturiana permite ofrecer al consumidor y cliente garantía de origen, trazabilidad y raza”

En el concejo de Gozón, en la localidad de Manzaneda se encuentra Casa Bartuelo, un modelo de explotación que ejemplifica la diversificación contando con ganadería de carne de Asturiana de los Valles y con producción agrícola. Unido al Estado de Alarma, “pusimos en marcha la tienda online. Comenzamos con Faba Asturiana y Verdina porque pensábamos que era más fácil de vender pero con la idea de comenzar a comercializar la carne. Ya tenemos la Ternera Asturiana a disposición del cliente y estamos trabajando con el Vacuno Mayor, que ya vendemos directamente a los restaurantes”, explica Cecilia Fernández Pérez, que añade que “estamos en la fase de aprender y crecer. Los primeros envíos se hicieron a principios de junio”.

Desde sus inicios Casa Bartuelo apuesta por la IGP Ternera Asturiana: “creemos que la principal ventaja que tiene es que puedes ofrecer al consumidor y al cliente la garantía de origen, trazabilidad y raza”. Es más, el sello de calidad “ayuda a que se conozca la marca y se valore este tipo de carne. Ayuda a identificar el producto con Asturias, y con un estándar de calidad que permite también posicionarse en el mercado con mejores precios”.

El Sentir de Braña: “IGP realiza controles desde la crianza, se demandan
productos de calidad, sostenibles, ligados al territorio”

En Aller, Miriam Gutiérrez aprovechó la ganadería familiar para crear un nuevo modelo de negocio con la comercialización de ‘carne de casa’. El Sentir de Braña nació en abril de 2019 tras observar la dificultad para encontrar “esa ternera criada como se criaba antes, de manera tradicional, en el mercado”. La venta directa fue la solución, un proceso de trabajo que le permite conciliar la vida laboral y familiar. Tanto en la faceta de ganadera como de mayorista confió en la marca de calidad IGP Ternera Asturiana desde su inicio, y antes sus padres. “El control que ejerce la IGP desde la crianza y después sobre los canales es absoluto, y eso al consumidor le da una seguridad enorme porque cada vez hay más demanda de productos de calidad, sostenibles y ligados a un territorio concreto”. De hecho, Miriam resalta que no sólo es una garantía para el cliente sino “para nosotros es un gran respaldo por su empeño constante de visibilización y promoción de nuestros productos tanto dentro como fuera de Asturias”.

Aunque la promoción la desarrolla a través de las nuevas tecnologías, “yo tengo contacto directo con los clientes. Nuestra forma de darnos a conocer fue por la página web y las redes sociales pero a la hora de comprar el pedido lo realizan por correo electrónico e incluso por whatsapp”. No obstante, ya está trabajando en la tienda online.

Ganadería Hermanos Cortina: “La IGP Ternera Asturiana es una garantía de calidad, da un valor añadido a nuestros terneros”

Ganadería Hermanos Cortina es una ganadería de tercera generación situada en Campiello de Teverga. Hace dos años, revolucionó la forma de relacionarse entre productor y cliente al eliminar los intermediarios. La carne de sus terneros va directamente de los pastos del Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa al matadero, y de ahí a los domicilios. “Al principio costó hacer clientes pero el que prueba repite. También se va cogiendo clientela con el boca a boca”, destaca Ricardo García Cortina.

La firma cuenta con tienda online: “creo que es el futuro”. Han conseguido unir tradición y cultura sin perder la esencia de la explotación, característica por el manejo tradicional del ganado, “cuidado con mucho mimo”, y cumplir los estándares de calidad más exigentes, como los de IGP Ternera Asturiana, de la que forman parte desde sus comienzos. Y es que, según Ricardo, el sello “es una garantía de calidad, da un valor añadido a nuestros terneros”. La Ternera Asturiana está considerada la mejor de Europa.