«La raza Parda también puede ofrecer buenas producciones»

583

Gumersindo de la Riera Díaz (Gumer), director técnico de la Asociación Nacional de Raza Parda (ARAPAR)

Con 140 explotaciones asociadas y 4.800 animales, la Asociación Nacional de la Raza Parda (ARAPAR) está recogiendo los frutos del trabajo realizado desde hace un par de años por su nueva junta directiva. Se han tenido que adoptar medidas muy importantes para asegurar el futuro de la raza. Además, a partir de enero del próximo año se establecerá un acuerdo de colaboración con la Asociación Francesa (BGS) para la valoración de los índices genéticos ya que la base nacional es demasiado pequeña. También tienen otro acuerdo con CONAFE para utilizar su magnífica plantilla de calificadores que adaptándose a las características de esta raza se encargarán de la calificación morfológica. ARAPAR forma parte activa en la Federación Europea  Brown Swiss con Suiza, Austria, Alemania, Italia, Francia y Eslovenia. La Federación está desarrollando un programa unitario de promoción de la raza con la adopción de un logotipo común, “BROWN SWISS, MORE THAN MILK” (Parda, más que leche) y otras medidas como la hoja de calificación unificada europea. Es la única raza en el mundo con un acuerdo para compartir los resultados ADN, SNP de todos sus animales.

-¿Cómo ha sido la evolución de la raza Parda?

-Cuando era un crío en casa de mis abuelos la mayoría de las vacas eran Pardas en pastoreo. En los años 70 la raza Frisona se orientó a la línea Holstein americana de producción lechera, y estas otras razas que continuaron en la línea de doble aptitud más tradicional, perdieron la carrera de la producción. Desde el 2000 la raza Parda también se reorientó utilizando líneas americanas, Brown Swiss, hacia la producción láctea, aunque intentando conservar características como la calidad de la leche, con sólidos y perfiles de caseínas más adecuadas para quesos y yogures, mayor eficiencia con los forrajes, buenos índices de salud y longevidad además del plus por su gran docilidad y resistencia al estrés por calor que facilita mucho su manejo.

-Su mejora genética parece ir más enfocada a la producción láctea, se dice que es una raza de baja producción. ¿Es así?

-En la raza Parda Suiza coexisten dos líneas: Tronco Original de doble aptitud con solo sangre europea para aprovechamiento de pastos de media y alta montaña y producción de quesos principalmente. En España derivó hacia la producción de carne exclusivamente y es la Parda de Montaña. La línea de más producción de leche, con sangre americana y Europea es la que ahora se conoce como Brown Swiss. Según los datos de producción media por razas, en Europa la Brown Swiss produce unos 1.200 litros menos que la Frisona pero con dos décimas más de grasa y dos más de proteína, así que en producción total de sólidos, que es lo importante, estamos más próximos de lo que se piensa. Con el trabajo de la Federación Europea Brown Swiss y la Asociación Mundial, la mejora genética de la raza es apreciable y hoy podemos disponer de una gran variedad de sementales de alta calidad. En Alemania, Brown Swiss es la raza que tiene la media de producción vitalicia más alta de todas. En vida productiva media estamos una lactación por encima de la Frisona y presumimos de los caracteres de salud de la raza aunque claramente dependen siempre de sistema de manejo y del nivel de producción, pero la resistencia a mamitis, bajo recuento celular y buena fertilidad es reconocida, así como su facilidad de parto y la calidad de las pezuñas. Otro punto fuerte de la raza es el porcentaje de animales con fracciones de caseína favorables  que ahora se están teniendo muy en cuenta como la Beta caseina A2A2 con mejor digestibilidad y acción inmunitaria y la Kapa caseina BB por el rendimiento quesero (>13%). La media de la población con estas fracciones favorables de caseína alcanza casi el 70% mientras que en otras razas como frisona esta alrededor del 30%. Otra ventaja en la producción de queso para textura y sabor es la proporción entre grasa y proteína, siendo el ideal 1,15. En nuestra raza  estamos en el 1,22. Entre las tres mejores para este apartado.

-¿Cuentan con Programa de Cría?

-Hasta ahora el programa de cría estaba a cargo del departamento genético de la Facultad de Veterinaria de León pero al jubilarse el responsable, Fernando de la Fuente, establecimos el programa de colaboración con la Asociación francesa y con CONAFE.

-Tienen disponibles dosis seminales de un toro genómico, háblenos de ello.

-El año pasado genotipamos un toro de un socio; La Fontica ASTUR, con unos resultados interesantes y se le extrajeron dosis seminales en el CENSIRA de León que están disponibles para todos los ganaderos en general. También puede ser una opción interesante para algunos ganaderos el cruce de Frisona y Brown Swiss ya que se pueden potenciar las mejores características de las dos razas.

-¿Cómo ve el futuro?

-Nos gustaría que los ganaderos tengan confianza en que con la raza Parda puede tener muy buenas producciones y longevidad. Que se adaptan perfectamente a cualquier tipo de explotación y pueden coexistir con la raza frisona en el mismo rebaño. Seguramente sea la mejor opción para sistemas con amplia utilización de forrajes y pastoreo. También resulta indiscutible en la producción de quesos y derivados lácteos de calidad. El ganadero que busque animales dóciles, resistentes y longevos que piense en esta raza. En nuestra asociación ARAPAR, tenemos mucha ilusión, ganas de mejorar. Estamos para aportar información, asesorar en acoplamientos y vamos a tener unos sistemas de valoración y genotipado de animales muy interesante y a buen precio respaldados por la asociación francesa, CONAFE  y la Federación Europea Brown Swiss.