La cabra bermeya, fiel a su cita en Cangas de Onís

255

El mercado comarcal de ganados de Cangas de Onís acogió el pasado 21 de noviembre el Concurso Nacional de Cabra Bermeya, organizado por Acriber con la colaboración del consistorio cangués y de Caja Rural. El certamen, que celebraba su vigésima edición, congregó a doce ganaderías y estuvo marcado por las restricciones sanitarias, con medidas como el control de temperatura, el uso obligatorio de mascarilla y el acceso limitado estrictamente a profesionales del sector.

Al recinto ferial asistieron José Manuel González Castro, alcalde de Cangas de Onís, y Gonzalo Suero, concejal de Ganadería. Este último destacó que “dadas las circunstancias, ni por parte de Acriber, ni por parte del Ayuntamiento queríamos que se dejase de celebrar el concurso. Considerábamos que había que llevarlo a cabo para seguir promocionando la raza”. Según Suero, “en otras ediciones se hacía en Corao, pero decidimos cambiar la ubicación al mercado para dar más facilidades a los ganaderos porque son un sector esencial”.

Para Jesús Álvarez, presidente Acriber, “poder celebrar el concurso ya es un logro, dada la situación que estamos viviendo”. Respecto a la salud de la asociación de criadores, Álvarez destacó que “estamos teniendo un incremento considerable en cuanto a número de socios, lo cual es positivo”. Por el contrario, el presidente de Acriber apuntó a los ataques del lobo como “una merma importante para nosotros. Cada año son menos los animales inscritos”.

Campeones nacionales
Uno de los momentos más esperados del certamen fue la entrega de premios a los mejores
ejemplares de la raza bermeya a nivel nacional. El jurado, formado por dos expertos, destacó la dificultad para elegir a los premiados debido a la gran calidad de todos los ejemplares presentados.

En la categoría de campeona nacional joven se impuso “Bambi”, de Benilde Ordóñez. El campeón nacional joven fue para “Pin”, de Paulino Alonso, quien también se llevó el galardón de campeona nacional absoluta con “Problemática II”. Amalia López hizo doblete con su lote de tres cabritas y con “Elegante”, que fue distinguido como campeón nacional por segundo año consecutivo. Los ejemplares premiados recibieron, además de su escarapela, un diploma y trofeo conmemorativos.