Eliseo López, veterinario: “Atendemos a nuestros pacientes con el máximo rigor aplicando los protocolos”

1466

Si hay una profesión determinante en el buen funcionamiento de una explotación ganadera es la labor del veterinario. A ellos también les está afectando el estado de alarma por el coronavirus y están afrontando la situación dando servicio a las necesidades de los animales de sus clientes, adaptándose siempre a la normativa de seguridad sanitaria. “Estamos afrontando la situación con mucha cautela y aplicando el sentido común, los protocolos llegan tarde y tanto al Colegio de Veterinarios como a la Consejería los ha cogido desprevenidos, como a todos los colectivos”, explica Eliseo López, veterinario en Llanera. “Tenemos el deber de atender a nuestros pacientes tanto a animales de abasto como a animales de compañía y debemos hacerlo con el máximo rigor aplicando los protocolos de prevención que todos sabemos frente al virus”, afirma.  Reconoce que existe bastante preocupación entre el colectivo de veterinarios “porque somos personal de riesgo por el contacto que tenemos en las explotaciones con la gente”. Y es que en el medio rural ante la situación se continúa con el ritmo de vida normal y no le dan la relevancia al problema como en las zonas urbanas. “A ver si esto sirve para que se reconozca la importancia del sector primario, ahora dependemos de nuestros agricultores y ganaderos, y son los que están aprovisionando de alimentos a toda la población”, afirma Eliseo.

Aunque en su día a día intentan guardar la distancia oportuna con el ganadero, es necesario que éste indique al profesional los síntomas que presenta el animal que requiere atención para la exploración y valoración. En ocasiones es necesaria la ayuda del ganadero para sujetar al animal. Las tareas clínicas de prevención se están posponiendo y se atienden urgencias o casos de extrema necesidad. En las clínicas de pequeños animales se atienden urgencias con cita previa.

“Los ganaderos viven gracias al sacrificio de su trabajo y son capaces de sacar recursos de donde no los hay. El sector primario es un sector estratégico que debemos cuidar, solo nos acordamos de la economía rural agrícola y ganadera cuando la necesitamos. Si estamos unidos, nos ayudamos y somos responsables quedándonos en casa en la medida de lo posible, estoy seguro que seremos capaces de salir adelante”, concluye Eliseo.