Delagro consigue la certificación ecológica de sus calizas magnesianas y lanza su PLAN MAGNICAL®

154

Delagro, que entre otras muchas actividades desarrolla la producción de fertilizantes, acaba de obtener para sus calizas magnesianas el certificado ecológico y aprovechando la coyuntura presenta la herramienta en la que ha estado trabajando durante este año denominado PLAN MAGNICAL® y METODO CALGREEN®.

Estos planes agronómicos, que se presentarán el miércoles 9 de septiembre por videoconferencia a más de 50 técnicos agronómicos de Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Euskadi y Portugal, suponen un planteamiento profesional al agricultor para optimizar al máximo los aportes de fertilizantes, valorando cada unidad fertilizante disponible en el suelo y de esta manera reducir sensiblemente sus costes de explotación y la incidencia medioambiental. Estos planes contemplan no solo la acidez del suelo, como se venía haciendo hasta ahora, también tiene en cuenta la cantidad de aluminio en el suelo que reduce considerablemente el rendimiento y la calidad de los cultivos.

Así de esta manera se pretende:

  1. Corregir el pH de los suelos.
  2. Disminuir la concentración de aluminio tóxico presente.
  3. Solubilizar los nutrientes del suelo para su aprovechamiento.

El PLAN MAGNICAL® y el METODO CALGREEN® de Delagro complementa al software de nutrición vegetal PROFER® desarrollado hace algunos años por la cooperativa agroalimentaria junto con la Universidad de Santiago que pone en valor el racionamiento adecuado de nutrientes en los cultivos.

Tomando como base más 1.130 muestras de suelo realizadas en las dos últimas campañas en Asturias, Cantabria, Galicia, Castilla y León, Euskadi y en Portugal, Delagro persigue realizar los correspondientes planes de encalado para aquellas parcelas agrícolas que requieran enmiendas calizas, bien de corrección o de mantenimiento, considerando el pH y el contenido de Aluminio de esas parcelas.

Otra de las aplicaciones interesantes del plan es que considera las pérdidas económicas por hectárea al tener en cuenta la insolubilidad de los nutrientes a consecuencia del pH (suelos ácidos principalmente en toda la franja cantábrica y atlántica norte de la península ibérica). Sirva como ejemplo qué, por estimaciones realizadas por Delagro, un agricultor puede estar malgastando, a consecuencia de un pH inadecuado del suelo y la consecuente insolubilidad de los nutrientes, más de 37€ por hectárea de fertilizante de pradera solo valorando el Nitrógeno y 66 € en caso de un fertilizante de maíz, con el consiguiente perjuicio económico y medioambiental que ello supone.

El grupo cooperativo que integra Delagro cuenta con un amplio equipo de profesionales agronómicos que asesoran a sus socios en aspectos de nutrición y sanidad vegetal, así como en los insumos de producción más adecuados para sus explotaciones agroganaderas.

Estos planteamientos se presentarán este miércoles 9 de septiembre por videoconferencia desde Santiago de Compostela a técnicos agronómicos del noroeste español, así como a técnicos de Portugal, tanto de cooperativas como de empresas privadas del sector.

En palabras de Gustavo Espinosa, su director comercial, “estos planes van a suponer dar mayor visibilidad, importancia y protección al estado y contenido de nuestros suelos, y por ende al medioambiente. Para nosotros este aspecto es tan importante que lo hemos incluido en nuestro plan estratégico 2020-2021. Con este método de trabajo optimizaremos y reduciremos el aporte de fertilizantes que necesitan nuestros cultivos al aumentar la disponibilidad de nutrientes que ya contiene el suelo o bien los aportados. Pretendemos dar soporte a todos los ganaderos y agricultores en los mercados en los que estamos presentes, tanto en España como en Portugal, y en aquellos cultivos para los que hemos desarrollado fórmulas de fertilizantes, desde los forrajes al viñedo pasando por los cultivos hortícolas y forestales. Nuestros técnicos comerciales dispondrán de equipos de medición directa de pH en el suelo y mapas geológicos de suelo con contenido en Aluminio que junto a las analíticas realizadas servirán para el cálculo de las necesidades de cal magnesiana de nuestras marcas registradas Magnical® y Calgreen®. El consumidor de carne y lácteos valora cada vez más las producciones basadas en recursos forrajeros y el grupo cooperativo que forma Delagro no está ajeno a esta realidad acorde a los nuevos planteamientos de Europa.”

Esta es una apuesta más del grupo cooperativo en dotar al sector agroalimentario de herramientas y métodos que mejoren y optimicen los recursos disponibles.

Delagro S. Coop. Agroalimentaria

Delagro, miembro de Cooperativas Agro-alimentarias de España, es una cooperativa de segundo grado del sector agrícola y ganadero (lácteo principalmente), que surge hace ya cerca de 25 años con el objetivo de convertirse en el mejor ejemplo de integración cooperativa. En el ejercicio 2019 su volumen de negocio llegó a los 199 M€.

Hoy integra a 23 socios (37 cooperativas) de Asturias, Cantabria y Galicia y colabora con cooperativas de componente lácteo de Euskadi, Castilla-León y Portugal, así como con empresas privadas de distribución agroganadera, convirtiéndose en una de las más importantes centrales de compras y distribución del norte de España.