COAG y ASAJA presentan alegaciones conjuntas a la inclusión del lobo en el LESPRE

390

Las dos Organizaciones Agrarias asturianas, COAG-Asturias y ASAJA Asturias, siguiendo la unidad de acción de todas las Organizaciones Agrarias a nivel nacional, presentaban ante el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico Alegaciones a la Consulta pública previa sobre el Proyecto de Orden Ministerial por la que se modifica el anexo del Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero, para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas.

Ambas Organizaciones Agrarias opinan que la decisión del MITECO de considerar al lobo como una Especie Silvestre de Protección Especial lo único que provocará es la extinción de las ganaderías y con ello de una fuente de riqueza y poblamiento de las zonas rurales. Resulta, a su entender, absurdo que un Ministerio que gestiona el reto demográfico, adopte medidas encaminadas al despoblamiento rural. Esto solo demuestra “un despropósito y pone de manifiesto una vez más, la absoluta ignorancia de nuestros legisladores que dictan normas desde sus despachos sin tener en cuenta a los interlocutores afectados sin preocuparse de conocer la situación real del sector al que dirigen la norma”.

En Asturias la ganadería y el resto del sector primario constituyen uno de los motores de la economía. “Nuestros productos son de excepcional calidad y valor para los consumidores. Nos reiteramos en que la ganadería constituye un papel fundamental en la conservación del medio. Se hace necesario compatibilizar la defensa y protección del lobo ibérico con el apoyo a los ganaderos que sufren las consecuencias directas de la presencia de la especie. Los ganaderos soportamos la pérdida de nuestras reses no solo de forma económica sino también moral, queremos a nuestro ganado, nos desvelamos y desvivimos por su cuidado y sufrimos con impotencia y desesperación cada pérdida que sufrimos. No queremos que las ayudas PAC se utilicen para pagar los ataques producidos por el lobo, no queremos indemnizaciones de las Administraciones Públicas por daños de lobo, queremos vivir de nuestro trabajo, del producto que cuidamos y mimamos. Hasta ahora, las indemnizaciones que percibimos son irrisorias y la mayor parte de las veces la Administración ni siquiera reconoce que el lobo haya atacado a nuestro ganado por lo que los daños no se indemnizan. Finalmente, el seguro que nos compensa las pérdidas por los citados daños lo costeamos nosotros”.

Desde COAG-Asturias y ASAJA Asturias, lamentan que UCA se haya desmarcado de forma unilateral de la unidad de acción y “lo que es aún peor, que ni siquiera nos haya dado explicaciones del motivo de esa ruptura. Pero ante todo tenemos claro que anteponemos la defensa de los derechos e intereses de nuestros ganaderos frente a protagonismos absurdos o frente a los intereses particulares de nuestras Organizaciones. Ante un escenario como el que se nos presenta en el que está en juego el futuro de la ganadería extensiva en Asturias, lo que se trata es de sumar fuerzas; la división nos hace débiles”.

Desde COAG-Asturias y ASAJA Asturias ponen de manifiesto que llevaran a cabo movilizaciones, pero siempre teniendo en cuenta la situación sanitaria actual y que las alegaciones que ahora presentan son el inicio de un largo camino en el que pelearan hasta el final por la defensa de “nuestros intereses, tanto en la calle como en los Tribunales”.