El Principado defiende que la PAC prime al agricultor genuino

438
Oviedo. 22-1-2021. La consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez, informa en rueda de prensa telemática sobre los acuerdos adoptados en la reunión del Consejo de Gobierno. Foto: Armando Álvarez.

El Gobierno de Asturias defenderá que el agricultor genuino, aquel profesional que vive y trabaja en el medio rural, obtenga más ayudas de la nueva Política Agraria Común (PAC), que se aplicará en el período 2023-2027. El Principado aspira a que el futuro modelo refuerce el trabajo de las explotaciones familiares, tradicionales en el norte de España, que contribuyen a fijar población en el territorio y desempeñan una labor fundamental de conservación ambiental.

El consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial, Alejandro Calvo, ha informado hoy al Consejo de Gobierno sobre el acuerdo alcanzado esta semana con el resto de comunidades cantábricas (País Vasco, Galicia y Cantabria) para que la futura PAC tenga en cuenta el carácter diferencial de la actividad agrícola y ganadera que se practica en estas autonomías, perfectamente alineada con los objetivos europeos de sostenibilidad.

Las cuatro comunidades proponen que se defina la figura del agricultor genuino como aquel profesional que percibe al menos un 30% de ingresos agrarios sobre los totales. También pretenden que se incluya en este concepto a las personas afiliadas a la Seguridad Social como trabajadores por cuenta propia en el sector, aunque no alcancen el citado porcentaje de ingresos agrarios.

Respecto a las ayudas directas, apuestan por superar los derechos históricos y avanzar hacia un tratamiento equitativo de las explotaciones, adaptado a su realidad actual. En cuanto a los pagos asociados a los sectores de vacuno y leche, consideran prioritario contar, como mínimo, con los mismos recursos que en 2014-2020, por la relevancia económica, social y ambiental de estas producciones y las dificultades específicas a las que se enfrentan las explotaciones en el área cantábrica.

Además, defienden que el máximo de ayudas que percibe un mismo beneficiario (capping) se establezca en 60.000 euros por explotación, una medida que contribuiría a disponer de recursos adicionales para distribuir entre las más pequeñas.

El Gobierno de Asturias cree que todas estas propuestas constituyen la base para consolidar un modelo de producción orientado a generar actividad económica y mejorar la rentabilidad de los negocios en el medio rural.

Asturias contará con casi 150 millones de fondos europeos este año, en  el que se abordará el diseño del nuevo plan estratégico de la futura PAC. De esta cantidad global, más de 64,7 millones llegarán a través del Fondo de Garantía Agrícola (Feaga) y 83,5 del Fondo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader).