Asturias revaloriza el equino de aptitud cárnica

873

El Centro Tecnológico Agroalimentario ASINCAR y la Asociación de Criadores de Ganado Equino de la Montaña Asturiana ACGEMA trabajan en el proyecto de ‘Mejora del Sistema de Reproducción del Equino de Aptitud Cárnica en Asturias’ que se desarrolla en colaboración con el Serida. Este es un grupo operativo de innovación que está cofinanciado por Unión Europea a través del Feader.

El pasado 29 de julio, se presentaba en el Centro de Biotecnología Animal del Serida en Deva a los tres sementales que participan en la campaña de inseminación artificial, que comenzó el pasado mes de mayo, sobre 90 yeguas del prototipo racial del caballo de la montaña asturiana. Estos sementales han sido seleccionados entre nueve y destacan en materia sanitaria, morfológico-funcional y calidad espermática y han entrado en el programa de reproducción e inseminación artificial en 2020.

Al acto asistieron Alejandro Calvo, consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial; Saturnino Rodríguez, director general de Ganadería y Salud Animal; Begoña López, directora general de Desarrollo Rural y Agroalimentación Sergio Serrano, veterinario ASINCAR; Adrián Lagar, presidente de ACGEMA y Carmen Díez, jefa del departamento de Investigación y Servicios Tecnológicos del Serida.

El objetivo de este proyecto en el que han colaborado ASINCAR, ACGEMA y el SERIDA ha sido la mejora de la competitividad de las explotaciones ganaderas de equino de carne asturianas a través de la mejora del sistema de reproducción mediante inseminación artificial con sementales seleccionados según el prototipo del Caballo de la Montaña Asturiana.

Se pretende así alcanzar el progreso genético que contribuya a la mejora de las producciones de equino de carne, lograr una producción diferenciada de otras ganaderías equinas de aptitud cárnica y disponer de sementales de mérito evaluados morfológica y clínicamente que mejoren las aptitudes cárnicas y eviten malformaciones, defectos o enfermedades. También se pretende producir potros de excelente conformación y buen crecimiento y conseguir una cabaña ganadera y unos canales para la venta más homogéneas así como lograr una tasa de éxito acumulada en la inseminación artificial mayor del 75%.

Alejandro Calvo, consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial reconoció que este tipo de trabajos relacionados con la selección genética para el avance y desarrollo de la especie “son la base que va a permitir su calificación como raza autóctona y que se abran oportunidades de financiación adicionales a estos proyectos que ya tienen financiación Feader, pero desde la consejería seguimos apostando y financiando la actividad de la asociación porque entendemos que es una actividad de futuro y la declaración de raza autóctona es también un objetivo de nuestro Gobierno”.

Adrián Lagar, presidente de ACGEMA, resaltó que “homogeneizar la cabaña ganadera es esencial para la comercialización, para poder ofrecer a los compradores nacionales e internacionales lotes que sean parejos”.  Destacó también que la revalorización del equino de carne asturiano “supondrá el mantenimiento de los sistemas tradicionales ganaderos extensivos responsables del aprovechamiento, conservación y preservación del medio natural donde se desarrollan”.

Sergio Serrano, veterinario de ASINCAR indicó que el equino cárnico “es un sector productivo, no de ocio, y que Asturias es la comunidad autónoma con mayor número de explotaciones equinas destinadas a reproducción y producción de carne de toda España, con el 42% nacional”.

Carmen Díaz, jefa del departamento de Investigación y Servicios Tecnológicos del Serida agradeció la confianza depositada en el Serida para desarrollar l aparte técnica del proyecto, por su amplia trayectoria en el desarrollo de tecnología seminales.