“El sector agroalimentario en Asturias es un elemento estratégico y fundamental de futuro y pasa porque nuestro modelo de explotación familiar sea rentable, por ello tenemos que defenderlo, ya que mantiene vivos los pueblos y gestiona el territorio, además debemos que apoyarnos en nuestras singularidades”, es la conclusión de Alejandro Calvo, consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial tras la reunión mantenida esta mañana entre Adrián Barbón, presidente del Principado y representantes de los sindicatos agrarios UCA, COAG Asturias y ASAJA Asturias.

El objetivo de esta reunión era “formalizar algunos compromisos que tienen que ver con las necesidades estructurales del sector y otras sobre coyuntura y rentabilidad tanto de nuestra competencia como de otras administraciones como el Gobierno central con el ánimo de seguir trabajando”, declaró. “Hemos dado cuenta de nuestra gestión sobre todo en las ayudas directas que hemos aumentando dotando de 14 millones de euros más de liquidez a las explotaciones cuando más lo necesitaban pero también asumiendo la petición que nos hacen de acelerar al máximo la próxima campaña para adelantarnos a las dificultades de liquidez que puedan llegar en primavera”, explicó el consejero.

En otros aspectos tan conocidos como el lobo “hemos reiterado nuestra oposición a la catalogación, y para que la situación actual de interinidad de la norma mientras se resuelva tenemos que ser capaces de tener instrumentos de control que exigimos al gobierno judicialmente y en la negociación política sabiendo que lo que estamos haciendo es mejorar el sistema de gestión y de pago de daños, que se ha bajado de los 6 meses, hemos tramitado cientos de expedientes de años anteriores y ahora trabajamos en el objetivo de poder tener un periodo medio de pago de 3 meses que al menos que el daño que se produzca se pueda compensar mínimamente junto a la revisión del baremo de daños con la regularización realizada alrededor de la caza social”, declaró el titular de la Consejería d Medio Rural y Cohesión Territorial.

Incidió en que seguirán abordando reivindicaciones en el ámbito estatal como son la fiscalidad de las revisiones a las incorporaciones de años pasados, además de la que se vincula a las pequeñas explotaciones familiares, aquellas que reciben menos de 60.000 euros de PAC, modelo de toda la Cornisa Cantábrica y defendemos frente al Ministerio de Hacienda para que les permita mejorar en su rentabilidad”, concluyó Calvo.