Las organizaciones profesionales agrarias, ASAJA Asturias, COAG Asturias y UCA, inician un proceso de movilizaciones. La convocatoria se fundamenta en una confluencia de motivos que está poniendo en peligro la supervivencia de los agricultores y ganaderos y del propio medio rural asturiano.

ASAJA Asturias, COAG Asturias y UCA comenzarán con una concentración en el mercado de ganado de Cabañaquinta-Aller, el día 26 a las 12 horas. También está prevista una manifestación, que para facilitar la unidad y la presencia de agricultores y ganaderos de toda la región, coincidirá con la movilización convocada para el día 2 de diciembre en Oviedo.

Se concretarán nuevas convocatorias de protestas en próximas fechas, durante el mes de diciembre. Tampoco descartan que pueda celebrarse una gran manifestación en Madrid.

Motivos para la protesta

Los costes de producción se han disparado a niveles “nunca vistos”. Los piensos para el ganado se han encarecido cerca de un 30% en el último año. También son más caras las semillas (+20%); los abonos (+48%); el agua (+33%) o los plásticos que se utilizan en los cultivos de invernadero (+46%).

Las subidas más espectaculares son las que afectan al gasóleo que usan sus tractores (+73%) y a la energía eléctrica (+270%). También el SMI ha subido un 29,7% en los últimos tres años. 

Un reparto más justo

Los agricultores y ganaderos denuncian que los alimentos están encareciéndose a los consumidores mientras que ellos siguen sin cubrir sus costes. “Es necesario un reparto más justo del valor de los alimentos en la cadena alimentaria”, aseguran.

Las organizaciones agrarias ASAJA Asturias, COAG Asturias  y UCA reclaman un apoyo firme por parte de las Administraciones, a todos los niveles. Piden reunirse “de urgencia” con el presidente del Principado de Asturias y que se articulen medidas fiscales, económicas y políticas para proteger al sector agrícola y ganadero de nuestra región. Una actividad cuyo futuro, aseguran, está en peligro por la escasa e incluso nula rentabilidad que obtienen los productores.

El campo asturiano lanza un “SOS rural” para poner en marcha un plan que salve al sector primario y, con él, a la principal actividad económica de los pueblos.