La escuela de adultos de Cangas de Onís acogió los actos de clausura del proceso formativo
financiado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, del que se pudieron beneficiar 26 jóvenes de ocho concejos de la comarca. Las materias impartidas abarcan desde la gestión y administración de empresas hasta el manejo de productos fitosanitarios. Según Geli González-Posada, secretaria general de ASAJA Asturias, “hemos querido darles la oportunidad de poder realizar el curso cerca de su lugar de residencia. Además, esta formación es uno de los requisitos que se exigen para acreditar su capacitación profesional en la solicitud de ayudas a la incorporación”. En cuanto a la demanda de los cursos, González-Posada explicó que “tuvimos muchas solicitudes. Intentamos priorizar a los jóvenes que más urgencia tenían en hacerlo”.

Respecto a la convocatoria de nuevas ayudas para la incorporación, explicó que “no acaban de salir. Además, vemos que, a los que se incorporaron en 2019, la Agencia Tributaria les pide declaraciones de la renta complementarias que no pueden asumir. En algunos casos, les reclaman hasta 17.000 euros”. En ese sentido, González-Posada destacó que “se les quiere cobrar el importe íntegro de una ayuda que se les concedió pero que no recibieron. Las ayudas se obtienen cuando se cumplen unos requisitos. A muchos, no les llega para cumplir y no pueden cobrar”.

En cuanto a medidas a tomar ante las reclamaciones de Agencia Tributaria los jóvenes ganaderos y agricultores, la secretaria general de ASAJA pidió “la colaboración y mediación de la Delegación del Gobierno ante el Ministerio. Si queremos frenar el despoblamiento, necesitamos poner todas las ayudas posibles para que los jóvenes se puedan instalar en el medio rural”.

Por su parte, Enrique Rodríguez Nuño, director del área de Agricultura y Pesca de la Delegación de Gobierno en Asturias y presente en el acto, explicó que “nos acaban de trasladar el asunto y vamos a reclamar y recabar toda la información para hablar con Hacienda y buscar la mejor solución posible”. Para Rodríguez Nuño, “El Principado está apoyando con rotundidad la incorporación de jóvenes al medio rural. La pandemia nos ha hecho darnos cuenta de lo importante que es tener una alimentación cercana y de calidad y eso solo es posible gracias a los agricultores y ganaderos.”