El ovetense Ricardo Bernardo Suarez,  ha sido el ganador de la segunda edición del Campeonato Amateur del Auténtico Cachopo Asturiano organizado por Central Lechera Asturiana, en colaboración con I.G.P. Ternera Asturiana y Onda Cero. Tras el cocinado en directo de los cachopos por parte de los diez finalistas, Raúl finalmente se alzó con la chaquetilla de campeón y el premio de 3.000€

Con su «Cachopo Camín de Urriellu», el concursante logró seducir al jurado del que formaba parte el cocinero Juanjo Cima (Las Tablas del Campillín), hasta dieciocho veces campeón de cachopos de Asturias,  Elena Cebada (directora técnica de Ternera Asturiana IGP) y Manuel Rodríguez  (Maestro Quesero de Central Lechera Asturiana).

Para su elaboración, Raúl Bernardo acompañó los filetes de I.G.P. Ternera Asturiana, con el queso de Cabrales Cueva el Molín, el más premiado de los World Cheese Awards con 6 medallas, y las lonchas de queso XXL Especial para Cachopo de Central Lechera Asturiana. La receta se completaba con Jamón de Gochu «Astur Celta», pan rallado de centeno y escanda y ajo negro.

Central Lechera Asturiana, empresa B CORP, está comprometida con sus ganaderos y con la elaboración de productos 100% naturales. Central Lechera Asturiana es la primera marca láctea de España, líder en venta de leche líquida, nata y mantequilla. Desde su creación, está comprometida con el sector primario garantizando la sostenibilidad de los ganaderos, asegurando la comercialización de su leche, 100% española, y prestándoles asistencia técnica tanto para su desarrollo profesional como personal a través de un método de trabajo único avalado por el sello «Garantía Ganadera». Central Lechera Asturiana promueve la salud, a través de la nutrición, elaborando productos 100% naturales adecuados para una alimentación sana que ayudan a mejorar la calidad de vida. Todo ello desde el respeto al origen y al entorno natural; minimizando el impacto ambiental de las explotaciones y de las factorías; autogenerando más del 90% de la energía eléctrica que se consume en procesos de alta eficiencia; transformando los residuos en biocombustibles y fertilizantes, y minimizando el consumo de agua. Central Lechera Asturiana cuida todo lo que hace y mantiene un compromiso por el empleo de calidad y es familiarmente responsable favoreciendo la conciliación de la vida profesional y laboral.