Desde COAG-Asturias y ASAJA Asturias han querido trasladar al ministro de Consumo, Alberto Garzón, que hoy visito Asturias, «que las declaraciones que realizó el pasado mes de julio en las que animaba a los consumidores a comer menos carne para proteger su salud y la del planeta son intolerables y han producido un gran perjuicio al sector». Consideran además que la visita a Asturias tiene como único motivo un «lavado de imagen» ya que, de hecho, visitó una sola explotación para, así,  poder “salir en la foto”.

Le recuerdan una vez más que los ganaderos «soportamos precios irrisorios por nuestros productos, sufrimos en nuestros animales y cultivos los daños de lobos y jabalíes, soportamos y también denunciamos día tras día que el medio rural es tratado por nuestros gobernantes como de segunda categoría y no tenemos acceso a los mismos servicios que las ciudades. Poco a poco van acabando con nuestro sector… y con sus manifestaciones, el señor Garzón nos ha querido dar la puntilla recomendando comer menos carne y acusando a la ganadería de causar daños al medio ambiente cuestión que ya ha sido ampliamente rebatida por la comunidad científica».

Tanto a ASAJA Asturias como a COAG Asturias les gustaría «que el señor ministro se preocupara más de temas como el consumo de bebidas azucaradas, alimentos ultraprocesados y el consumo de bollería industrial, por ejemplo, que tanto daño están causando a la población, sobre todo a la infantil».

Le recuerdan que el sector ganadero «no es el culpable de la falta de agua en el mundo ni de que nuestro planeta esté cada vez más contaminado». El sector ganadero se dedica, únicamente, «a la cría de animales para abastecer a la población de un alimento tan básico como la carne; una actividad esencial y digna que el Ministerio de consumo debería defender, al menos con el mismo ímpetu que, por lo visto, se defienden los derechos de la fauna salvaje».

Consideran que el daño «está ya hecho», pero igualmente le exigen que rectifique en sus declaraciones y «que ponga en valor a un sector como el nuestro que reiteraremos hasta la saciedad es el que alimenta a todos los ciudadanos de nuestro país».