Hoy se firmó en Ruente (Cantabria) la “UNION NACIONAL DE ASOCIACIONES DE EQUINO HISPANO-BRETÓN” formada por las Asociaciones de las Comunidades de Aragón (ARAHISBRE), Asturias (ACGEMA) y Cantabria (MANADAS), ante la presencia del consejero de Desarrollo Rural de Cantabria, Guillermo Blanco, y los directores de Ganadería de las tres Comunidades. Representando al ejecutivo Asturiano estuvo presente Saturnino Rodríguez Galán.

Las tres comunidades aglutinan el mayor censo de esta cabaña ganadera, con más de 7.000 cabezas y 1.000 ganaderos. La Unión Nacional gestionará el Programa de Cría del Hispano Bretón, aunando esfuerzos y voluntades para seguir adelante con esta raza en peligro de extinción.

Entre los objetivos que se plantea la Unión Nacional del Hispano Bretón están la búsqueda de nuevos canales de comercialización, nuevos mercados nacionales e internacionales, y la creación de una IGP de potro Hispano Bretón con sello de Carne Ecológica.

También a nivel nacional, se está trabajando en un consorcio interprofesional con industrias transformadoras y comercializadoras de carne, así como con diferentes instituciones tecnológicas para presentar un proyecto innovador, dentro del marco de los Planes de Desarrollo Rural de la Unión Europea, que permita afrontar la homogeneización de esta cabaña ganadera y la mejora tecnológica de los elaborados de la carne de potro. Es necesario un trabajo transversal consensuado entre todos: criadores, asociaciones, investigadores, transformadores, proveedores, consumidores etc., y es primordial el apoyo de distintas instituciones públicas en esta labor.

“La Unión de Asociaciones es una oportunidad para el desarrollo del sector. En estos momentos tenemos una gran demanda y unos precios de mercado que eran impensables hace pocos años. Trabajaremos en proyectos que consoliden el valor y repercutan de manera directa en los ganaderos” declaró Adrián Lagar, presidente de ACGEMA.