El Gobierno de Asturias ha publicado hoy en el Boletín Oficial del Principado (Bopa) las convocatorias de subvenciones para fortalecer el sector forestal, apoyar el desarrollo de los montes y prevenir incendios, dotadas con 7,3 millones. Las ayudas se dirigen a entidades locales, empresas y particulares y cuentan con financiación de la Unión Europea a través del Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (Feader).

La línea de ayudas a empresas y particulares está dotada con 3,8 millones y podría ampliarse con 1,5 más. Constituye un soporte básico para el sector y respalda proyectos de gestión y reforestación de espacios actualmente abandonados. Del total de los fondos, el 70% es para montes comunitarios y el 30% para propietarios particulares.

Estas subvenciones tienen un doble objetivo. Por un lado, favorecen labores de reforestación y gestión forestal en montes particulares, dentro de unos parámetros de ordenación sostenible y de manera organizada, conforme a las necesidades del sistema forestal asturiano, ya que solo se subvencionan frondosas y pinos. Por otro, apoyan la elaboración y desarrollo de planes de ordenación y gestión de montes privados, es decir, montes vecinales, que suponen casi la cuarta parte de la propiedad forestal en el Principado. La inversión que suponen estas ayudas genera riqueza complementaria para el medio rural.

También suponen un importante respaldo para la decena de empresas y cooperativas forestales de las zonas rurales, al tiempo que dan empleo a más de 150 personas y suponen, directamente, el 50% del rendimiento de este ese sector: más de 11 millones en los últimos seis años, que han permitido la plantación y gestión forestal de más de 25.000 hectáreas.

Los proyectos de reforestación acaparan el 50% de las ayudas, aunque paulatinamente se va incrementando la cantidad destinada a gestión forestal y silvicultura, que ya alcanzan el 20%, dado que la iniciativa privada se implica cada vez más en iniciativas de reforestación vinculadas a la absorción de CO2. Otro de los ámbitos con mayor peso es la prevención de incendios, al que se destina el 10% del total de los fondos.

La distribución de los 3,8 millones es la siguiente:

Medidas

Cuantía en euros

Reforestación y creación de superficies forestales

1.900.000

Creación y mantenimiento de sistemas agroforestales

228.000

Prevención de daños a los bosques por incendios forestales, desastres naturales y catástrofes

342.000

Reparación de los daños causados a los bosques por incendios forestales, desastres naturales y catástrofes

418.000

Inversiones para incrementar la capacidad de adaptación y el valor medioambiental de los ecosistemas forestales

152.000

Inversiones para el incremento del potencial económico de los bosques

760.000

Total

3.800.000

Fondos para las entidades locales

La otra línea de ayudas está dotada con 3.540.000 euros y apoya inversiones de las entidades locales para desarrollar zonas forestales, realizar actuaciones e infraestructuras y prevenir incendios.

Estas subvenciones tienen gran importancia, porque permiten actuar en el interfaz urbano-forestal para prevenir daños en pueblos e instalaciones agrarias, lo que agiliza las labores de extinción de incendios.

Las dos líneas de acción se distribuyen del siguiente modo:

Línea

2021

2022

Desarrollo de zonas forestales

350.000

350.000

Infraestructuras para la defensa contra incendios

1.420.000

1.420.000

Total

1.770.000

1.770.000