El Plan de Ordenación de los Recursos Forestales del Principado de Asturias (Porfa) impulsará nuevos aprovechamientos de los bosques  basados en la economía circular y el mantenimiento de la biodiversidad y los ecosistemas. El consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial, Alejandro Calvo, presentó al Consejo Forestal el borrador del nuevo documento que regirá la política en este ámbito en los próximos años.

El objetivo del nuevo plan es poner de relieve el valor y la riqueza productiva de los montes asturianos y ordenar los recursos para favorecer los nuevos aprovechamientos generadores de valor en el medio rural como la biomasa o los derivados industriales de los procesos forestales: aceites o resinas.

Las masas arbóreas son fundamentales en el nuevo sistema de compensaciones en base a las absorciones de CO2 y su fijación. Así, entre las acciones previstas, está la ampliación de la superficie arbórea de la región  en un mínimo de 15.000 hectáreas en los próximos años y un plan de recuperación y potenciación del castaño y carbayo autóctono.

En todo este proceso juega un papel importante la clarificación de la propiedad que permite orientar los usos del monte a la demanda de los habitantes de la zona y a las necesidades actuales con el fin de evitar el abandono y optimizar los recursos.