El Gobierno de Asturias ha unificado la imagen y reforzado con más personal, ampliación de horarios y nuevos servicios la Red Natural de Asturias (RENA). El consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial, Alejandro Calvo, ha presentado hoy en el Centro de Interpretación de Muniellos, en Cangas del Narcea, las novedades que se han puesto en marcha coincidiendo con el inicio de la temporada estival.

El Principado ha realizado un importante esfuerzo para impulsar y mejorar el servicio en el conjunto de equipamientos y recursos de la red de espacios naturales, que atienden a más de un millón de visitantes anuales y está conformada por 12 centros de interpretación y 10 puntos de información. Por un lado, se ha incrementado en 12 personas el número de efectivos con los que cuenta la red, lo que a su vez ha permitido ampliar los horarios de atención al público. Los profesionales, que alcanzan el medio centenar, tienen conocimientos en materia de biodiversidad y experiencia en educación ambiental, por lo que se ofrece una mejor experiencia a los visitantes y se refuerza la seguridad de acceso a los lugares de especial protección.

Además, el aumento de personal ha permitido poner en marcha un nuevo servicio itinerante de informadores costeros que se desplazará a playas, arenales y estuarios de zonas protegidas para dar a conocer sus valores ambientales. Este dispositivo se desplegará, entre otras, por las áreas de PeñarrondaBarayoXagóVerdicio o los Bufones de Pría y también recabará información para mejorar la planificación de las acciones.

En cuanto a las zonas reguladas al tráfico, se cuenta con cuatro localizaciones en los accesos a Lagos de Covadonga (Cangas de Onís), a Sotres y ruta del Cares (Cabrales), a Pandébano (Cabrales) y la ruta del Alba (Sobrescobio). Las dos últimas se han puesto en marcha ese año.

Disfrutar con responsabilidad

La Red Natural de Asturias, que se constituyó como tal el pasado año, completa ahora el proceso de unificación de todos los espacios protegidos con la presentación de la nueva imagen bajo la que se identificará: la RENA. Cada una de las letras de este acrónimo, representadas por un color diferente, muestra el variado paisaje y la biodiversidad de la región: montaña, valles, ríos y mar.

La RENA está integrada por el conjunto de espacios protegidos: cinco parques naturales, siete reservas de la biosfera y un parque nacional. El 40% del territorio de Asturias está incluido en alguna clase de protección ambiental. El Principado es la comunidad autónoma con mayor número de figuras de reconocimiento internacional.

Este potencial ha convertido al Principado en un destino atractivo y privilegiado en turismo sostenible. Para favorecer los valores de respeto y responsabilidad, la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial ha publicado el Decálogo del turista responsable en la red natural de Principado, elaborado por la Dirección General del Medio Natural. El documento recoge una serie recomendaciones como la necesidad de planificar adecuadamente las visitas, evitar las aglomeraciones, no dañar la naturaleza, respetar a los vecinos y favorecer la actividad económica de la zona.