La cooperativa Campoastur dispone de un importante equipo de maquinaria agrícola con base en las delegaciones de Otur y de Tineo. Este parque de maquinaria está principalmente enfocado para la producción de forraje; en Villaviciosa dispone de otro parque de maquinaria para el mantenimiento de pomaradas. Desde la fusión de cooperativas realizada durante 2012 la cooperativa ha realizado una importante renovación de maquinaria y ahora incorpora la inversión en nuevas tecnologías adaptadas a la agricultura.

La maquinaria agrícola, al igual que muchos otros sectores, está sufriendo una importante revolución con la incorporación de sistemas informáticos que permiten nuevas funciones en la realización de los trabajos agrícolas. Estas funciones digitalizadas están encaminadas hacia una agricultura de precisión, y las principales técnicas utilizadas en la actualidad son las siguientes:

Comunicación apero-tractor, de forma que todos los datos de apero y de tractor se juntan en un sistema almacenable y exportable que nos da información de los trabajos realizados, rendimientos, etc.

Geolocalización, mediante la cual las máquinas están en todo momento localizadas y facilitan información de lo que han hecho en cada tramo de la finca, metro a metro, o centímetro a centímetro.

Autoguiado, son funciones destinadas a facilitar el manejo de la maquinaria con diferentes posibilidades de ayuda a la conducción, facilitando recorridos, maniobras, e incluso la conducción automática de la máquina, reduciendo el cansancio y estrés del conductor.

Control de secciones, tecnología que, acompañada de las anteriores, permite evitar el solapamiento de labores de siembra, abonado, aplicación de fitosanitarios, etc… evitando pérdidas innecesarias de productos, así como mejores desarrollos vegetativos y por lo tanto mejor producción al evitar estos solapes, y con la consecuente reducción de costes.

Laboreo variable, principalmente siembra, destinado a variar o adaptar la densidad de siembra en función de los rendimientos de cada tramo de la parcela. Es decir en los tramos de mejor rendimiento (mayor fertilidad) se realiza un incremento de la densidad de siembra, o una reducción del aporte de abono.

Registro e identificación de labores hechas en cada finca.

Sensores de producción para determinar la productividad de cada finca en cada tramo y en cada metro.

Realización de los cuadernos de explotación a través de una aplicación (App) de forma que el socio pueda descargar la información.

Campoastur ha realizado importantes inversiones, y tiene previsto continuarlas en años sucesivos, para ofrecer una propuesta competitiva tecnológicamente, y que ayude a superar los diferentes retos del futuro, tanto a nivel agronómico como a nivel administrativo.

La inversiones realizadas en los parques de maquinaria son las instalación de antenas de guiado y automatización a través de GPS para la gestión de aperos y tractores, la transmisión de los datos generados por el tándem tractor/apero. También la adquisición de un software de gestión de todos estos datos agronómicos. A ello hay que añadir el desarrollo de una app para la elaboración del cuaderno de explotación y la comunicación entre esta app con el parque de maquinaria. Además la adquisición de aperos y tractores de alto rendimiento como la sembradora/abonadora de maíz Solá Prosem K de 8 líneas, con control de secciones y dosificador de micro-granulados (abonos starter e insecticidas), y el tractor John Deere 6250R.

A mayores de estas inversiones, Campoastur también continúa desarrollando otras áreas de modernización del equipo de maquinaria como son:

-Realización de analíticas de terrenos mediante programa PROFER y diseño de abonos específicos a las necesidades del terreno.

-Mejora de la digestibilidad  del maíz con el nuevo sistema de procesado del grano CLAAS SHREDLAGE  incorporado en la picadora Claas Jaguar 970.

-Instalación de aplicadores de Ultra Bajo Volumen (UBV) de inoculantes para la mejora de la conservación del forraje recolectado.

Todas estas tecnologías encaminan el parque de maquinaria de Campoastur hacia la agricultura del siglo XXI, una agricultura de precisión, más sostenible, más respetuosa con el medio ambiente, donde se puede interactuar en todos los parámetros, una agricultura que dosifica las semillas, los abonos y los fitosanitarios en función de las necesidades, evitando aplicaciones no deseadas y consiguiendo una reducción de costes. Generando registros de todos los trabajos y en todas las fincas, mejorando la circulación de los vehículos, buscando los mejores circuitos dentro de las fincas con el consiguiente ahorro de costes y de tiempo.