COAG-Asturias y ASAJA-Asturias consideran una provocación la presencia del Director General de Biodiversidad, Bosques y Desertificación, Jorge Marquínez, para asistir a la inauguración de Asturforesta.

Opinan que el señor Marquínez, ·tiene la desfachatez de presentarse en Asturias a pesar de ser uno de los artífices de la decisión del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de incluir el lobo en el LESPRE, más si tenemos en cuenta que por su condición de asturiano debería conocer y entender la problemática que los daños del lobo ocasionan a nuestra cabaña ganadera».

«El conservacionismo de los despachos ministeriales no es lo que necesitan nuestros ganaderos, lo que necesitan es apoyo, control de las poblaciones y en el caso de producirse daños, justas y rápidas indemnizaciones», reivindican.

«El lobo ni es vulnerable ni se encuentra en peligro de extinción, luego su inclusión en el Catálogo es innecesaria, desafortunada y acentúa los problemas en nuestra cabaña ganadera. Los cupos no se llegan a cumplir y por ello lejos de correr peligro los lobos, quienes corren riesgos serios y reales son nuestras cabañas ganaderas. También se derivan graves perjuicios para nuestros núcleos rurales aquejados de despoblación y resulta especialmente llamativo que se adopten medidas, que, como ésta, perjudiquen a nuestros pueblos y núcleos rurales afectados por la despoblación, desde un Ministerio que lleva en su rótulo el “Reto Demográfico”, afirman.

Por otro lado, consideran «desafortunada» la actuación de la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial, en lo que parece una invitación al Señor Jorge Marquínez a participar en la inauguración de Asturforesta. «En nuestra opinión la citada Consejería debería ponerse del lado de los ganaderos asturianos y plantar cara al Ministerio de Transición Ecológica en la defensa de sus intereses», destacan.