Según el estudio Brand Footprint 2021, elaborado por la consultora Kantar Worldpanel, Central Lechera Asturiana se ha convertido en la tercera marca más elegida en España y la primera láctea, subiendo un puesto respecto al mismo estudio en 2020.

Además, la marca de Capsa Food es la única que crece entre las cinco primeras que ocupan este ranking, alcanzando 104 millones de contactos de consumo o CRPs (frente a los 96 de 2020) y estando presente en el 61,9% de hogares españoles (aumentando casi un 6% respecto al año pasado).

Estos datos confirman su éxito entre los consumidores, entrando en las tres más elegidas (junto a Coca Cola y El Pozo), siendo la marca láctea más consumida por los españoles.

Con estos datos, CAPSA FOOD a través de sus marcas, es la primera empresa de capital español en el ranking por empresas presentes en la cesta de la compra de gran consumo.

Central Lechera Asturiana, es la primera empresa láctea española que ha obtenido el sello B CORP por generar un impacto positivo en la sociedad y el planeta a través de su actividad a través del cumplimiento de su propósito. Comprometida con sus ganaderos y con la elaboración de productos 100% naturales, Central Lechera Asturiana es además la primera marca láctea de España, líder en venta de leche líquida, nata y mantequilla. Desde su creación, apoya al sector primario garantizando la sostenibilidad de sus socios ganaderos, asegurando la comercialización de su leche, 100% española, y prestándoles asistencia técnica tanto para su desarrollo profesional como personal a través de un método de trabajo único avalado por el sello “Garantía Ganadera”. Central Lechera Asturiana promueve la salud, a través de la nutrición, elaborando productos 100% naturales adecuados para una alimentación sana que ayudan a mejorar la calidad de vida. Todo ello desde el respeto al origen y al entorno natural; minimizando el impacto ambiental de las explotaciones y de las factorías siendo la primera empresa española en certificar tanto su “Estrategia de Economía Circular” como la “Neutralidad en Carbono” de sus plantas. Además, también ha sido la primera empresa láctea en recibir la certificación “Residuo Cero”. Central Lechera Asturiana cuida todo lo que hace y mantiene un compromiso por el empleo de calidad y es familiarmente responsable favoreciendo la conciliación de la vida profesional y laboral.