El Gobierno del Principado ha elaborado un informe que clasifica las zonas rurales para reforzar la cohesión territorial y fomentar la actividad económica en toda la comunidad. El documento Aproximación a las tipologías de las zonas rurales de Asturias, elaborado por el comisionado para el Reto Demográfico con la colaboración de la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial y la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales (Sadei), define tres tipos de áreas rurales con el fin de impulsar diferentes políticas agrarias, ganaderas y forestales en función de las características de cada una de ellas.

El informe servirá de base en el plan de desarrollo rural de Asturias y sus estratégicas sectoriales, ya que aspira a mejorar la vinculación entre el medio rural y las zonas urbanas, así como a reforzar la conservación de los paisajes y la agrobiodiversidad.

El consejero de Medio Rural, Alejandro Calvo, y el comisionado para el Reto Demográfico, Jaime Izquierdo, han presentado hoy este trabajo, que plantea tres tipos de zona rural: periurbana, intensificada y campesina. Para realizar esta clasificación, se ha tenido en cuenta la unidad territorial de la parroquia y se han considerado factores como la población, la biogeografía, la renta de la población o los usos agrarios predominantes.

La definición se apoya en la Ley 45/2007, de 13 de diciembre, para el desarrollo sostenible del medio rural, que en su artículo 10 define tres zonas rurales. Esta nueva delimitación permitirá poner en marcha políticas adaptadas a cada zona, que se resumen en las siguientes ideas:

  • Áreas periurbanas. Se potenciará el desarrollo de planes locales de agricultura para abastecer los mercados urbanos. También se concienciará sobre la necesidad de actuar de forma colectiva, como comunidad, para gestionar un proyecto de futuro común.
  • Áreas intensificadas. Se mejorará la eficiencia, rentabilidad e integración ambiental de las agriculturas intensivas.
  • Áreas campesinas. Se desarrollarán planes agroecológicos para las aldeas y parroquias de los espacios protegidos y los territorios rurales más naturalizados.

La siguiente tabla muestra los resultados de la zonificación por tipologías:

Zonas Parroquias (nº) Nº % km² km² %
Urbanas 24 2,79 174,683 1,65
Periurbanas 128 14,90 1091,765 10,30
Intensivas 224 26,08 2.144,861 20,24
Campesinas 483 56,23 7.183,512 67,80
TOTAL: 859(1) 100,00 10.594,821 100,00

(1). 857 parroquias + 2 áreas no adscritas a entidad colectiva

El consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial, Alejandro Calvo, ha señalado que el trabajo se incorporará al proceso de elaboración de la futura Ley de Ordenación Integral del Territorio (LOITA). Calvo ha explicado que muestra la importancia que tiene la ordenación del medio rural con el objetivo de potenciar la actividad en el mismo para fijar población.

La agricultura, pensada tanto para la exportación como para el abastecimiento interior, tiene un margen muy amplio de crecimiento y mejora, para lo que necesita evolucionar hacia nuevos planteamientos que aumenten su rentabilidad y abran oportunidades. El modelo de futuro debe orientarse a minimizar los riesgos ambientales, facilitar la gestión integral del paisaje y recuperar razas ganaderas, así como variedades y cultivos agrícolas en desuso o en peligro de extinción. También tiene que centrarse en el abasto a los mercados urbanos de proximidad.

El informe completo puede descargarse en el siguiente enlace:  https://cutt.ly/3nULe74.