Por Juan Carlos Conde

El 19 de mayo pasado una de las páginas web de referencia dentro de la raza Holstein, la canadiense The Bullvine, en su artículo titulado “Stud Wars May`21 – Attack of the clones”
publicaba un estudio basado en las últimas pruebas USA de mayo de 2021 en el que cuantificaba el porcentaje de toros que cada centro de inseminación tiene según diferentes parámetros, tales como GTPI, NM$ y PTAT.

Dentro del apartado de PTAT, Ascol adquiere un protagonismo principal y se sitúa en el top de los centros de inseminación artificial del mundo con el 11% de los mejores toros genómicos de la raza para tipo.

Teniendo en cuenta el tamaño de nuestra organización podemos considerar esto como un hecho insólito para la raza Holstein de España y de Europa ya que somos la única organización europea que aparece mencionada en este estudio.

En abril del 2014 esta misma web publicaba la edición anterior de este artículo y por primera vez Ascol aparecía como organización de referencia en tipo con un 6% del top de los mejores toros genómicos. La mejora ha sido continuada desde entonces y actualmente casi se ha doblado esa cifra superando ya a organizaciones norteamericanas de grandes dimensiones y codeándonos con los mejores en los primeros puestos de este ranking. Esto viene a dar la razón a Jason Fried cuando decía: “No hay nada malo en tener una compañía pequeña, puedes hacer grandiosas cosas con un equipo pequeño”. Este proyecto llamado Ascol comenzó en el año 1986 y fue iniciado por un grupo de ganaderos visionarios y adelantados a su tiempo que sintieron la necesidad de tener su propio centro de inseminación para mejorar la genética de sus rebaños sin tener que recurrir siempre a la compra de semen procedente de otros países.

Queremos dar las gracias a todos nuestros socios, a nuestros clientes y amigos, a nuestros distribuidores y a todos aquellos que de alguna manera aportan algo para que este proyecto continúe creciendo y sea posible convertir los sueños en realidad, especialmente de aquellos socios fundadores que están viendo como los países que antes nos proveían genética, ahora son nuestros mejores clientes. No podemos olvidarnos del gran impulsor de Ascol que fue Carlos Méndez y que dedicó gran parte de su vida a que esto fuese posible. Prometemos seguir trabajando duramente con la honestidad que nos caracteriza para no decepcionaros y ya os podemos adelantar que los toros altos en tipo venideros no os dejarán indiferentes.