La Guardia Civil de la Comandancia de Oviedo, investigó a tres supuestos furtivos que fueron sorprendidos cazando de noche y sin autorización en el Coto Regional de Caza de
Cangas del Narcea. El pasado domingo día 23 de mayo, sobre las 00:50 h., la patrulla de
Seguridad Ciudadana del Puesto de la Guardia Civil de Cangas del Narcea, se encontraba prestando servicio en las proximidades de la localidad de Cobos (Cangas del Narcea), percatándose de varios disparos de arma de fuego en plena noche. Por ello, se montó un dispositivo de control de vehículos en las proximidades de dicho lugar y con accesos a pistas forestales, que a los 15 minutos dio como resultado la interceptación de un Todo Terreno, ocupado por tres varones que portaban en su interior un rifle del calibre 270 WIN, con mira telescópica y municionado con tres proyectiles, así como varias cajas de munición, una linterna LED con acople magnético para el arma, prismáticos y un foco de luz.

Del registro del interior del vehículo, también se encontraron varias navajas y cuchillos manchados de sangre y con cerdas de jabalí; así como una cabeza de un ejemplar de dicha especie recientemente sacrificado. En ese momento, se procedió a la aprehensión para su depósito en la Intervención de Armas de Cangas del Narcea del rifle con su mira telescópica, munición y resto de efectos supuestamente utilizados para la caza nocturna; también se decomisaron la cabeza de jabalí y armas blancas utilizadas para su sacrificio.

Delito relativo a la protección de la Fauna por caza ilegal:

La gestión de la caza en el lugar de los hechos conocido como área cinegética “Borracán”, le corresponde al Coto Regional de Caza de Cangas del Narcea por concesión administrativa del Principado de Asturias; dándose la circunstancia que la caza mayor en su modalidad de “batida” se encuentra vedada en el Principado de Asturias hasta el próximo día 14 de agosto; que la caza en su modalidad de “rececho” no estaba autorizada por el citado Coto; y que tampoco estaba autorizada la caza en su modalidad de “aguardo” por daños. Por ello, el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil en la Comandancia de Oviedo, instruyó diligencias por supuesto delito relativo a la protección de la fauna por caza ilegal, tomando declaraciones en calidad de investigados no detenidos y con asistencia letrada, a los tres varones sorprendidos en el lugar de los hechos con las armas y efectos dispuestos para la caza, habiendo sacrificado al menos un ejemplar de jabalí.

El supuesto autor del disparo y titular del arma que se encuentra legalizado, tiene 36 años y es vecino de Cangas del Narcea; el titular y conductor del vehículo Todo Terreno, tiene 36 años y es vecino de Gijón; y el último de los investigados que supuestamente participó en la caza ilegal con el foco de luz, tiene 35 años y también es vecino de Cangas del Narcea.
Las diligencias se han entregado en la Fiscalía de Medio Ambiente del Tribunal Superior de Justicia (Oviedo).

El delito de caza ilegal por especie de fauna no protegida y gestionada en terreno cinegético especial (sin autorización), está tipificado en el Código Penal con pena de multa de cuatro a ocho meses e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de cazar. También se prevé que la pena se podrá elevar en su mitad superior, cuando la caza ilegal se realice en grupos de al menos tres personas.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil en la Comandancia de Oviedo, dispone de Patrulla SEPRONA en el Acuartelamiento de Cangas del Narcea para la persecución de infracciones administrativas en materia medioambiental en dicho término municipal; así como de un Equipo de Investigación SEPRONA en Oviedo, para la instrucción de diligencias por delitos medioambientales.