Aforo controlado y seguridad sanitaria. Esas son las dos premisas básicas con las que el Ayuntamiento de Llanera ha venido trabajando las últimas semanas para organizar la Feria de Ganado de San Isidro, que se celebrará entre la tarde de hoy sábado y la mañana del domingo en el recinto ferial de Llanera. Como explica que alcalde, Gerardo Sanz, “hay decretos que hay que cumplir y que cumpliremos de manera escrupulosa para controlar el aforo y garantizar la seguridad sanitaria de todos los profesionales que acudan a la feria. Queremos que se una fiesta del campo donde se compren y se vendan animales, y por eso llevamos semanas trabajando muy duro para asegurar el cumplimiento de todos los protocolos sanitaros. Hay ganas de feria, pero sin olvidarse de que la situación sanitaria que es prioritaria”.

Los que acudan a la Feria de Ganado de San Isidro encontrarán un diseño muy diferente al de ediciones anteriores. Será una feria únicamente para profesionales, en la que se ha prescindido de dos espectáculos que siempre congregaban a miles de personas: el desfile de animales y el arrastre de bueyes. A este respecto, el alcalde ha querido hacer una mención especial para “la familia del arrastre de bueyes que siempre nos ha apoyado y ha estado presente en la feria, tanto los de Asturias, como los que vienen de Cantabria y del País Vasco. Y también un reconocimiento para todos los ganaderos y ganaderas, especialmente los de Llanera, que se volcaban otros años para organizar el desfile de animales. Esperemos que el próximo año podamos volver a celebrar ambas citas y seguir contando con todos ellos”.

Sobre el recinto ferial. Gerardo Sanz recordó que “las condiciones del recinto y la amplitud del espacio son factores esenciales que van a favorecen el perfecto desarrollo de la feria sobre todo, en lo que se refiere al cumplimiento de todas las exigencias sanitarias”. Precisamente una de las novedades adoptadas este año para incrementar la seguridad, es la sustitución de las pirámides donde se amarraban los animales por corrales. Una opción que permitirá tener un mayor control de todos los animales que se vayan a exponer.

“Con esta feria damos el pistoletazo de salida a las ferias de ganado. Desgraciadamente no vamos a poder acoger a todo el público que venía otros años porque será un evento solo para profesionales del sector, y porque la situación sanitaria es la que condiciona el aforo”.  En cuanto la acogida que ha tenido la decisión de celebrar la feria, el alcalde destacó que “estamos muy contentos con la respuesta del sector, de hecho el miércoles cerramos inscripciones ante el aluvión de llamadas e emails que estábamos recibiendo, y queremos mantener controlado el aforo. El recinto estará completo y habrá profesionales de otras comunidades autónomas. Lo que sí hemos detectado es que va a ser una feria potente en lo que a venta de caballos se refiere”.

La entrada de animales está prevista para mañana sábado y habrá estrictos controles de accesos durante las dos jornadas. “La Feria de Ganado de San Isidro se ha convertido en un referente en toda la cornisa cantábrica. Nosotros no competimos con nadie, cuantas más ferias se celebren mejor, porque sin duda, supone un recurso importante para los ganaderos. Esperemos que éste sea el inicio de otros eventos ganaderos porque sería un importante revulsivo para el sector”.