La Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial ha modificado las bases de la Política Agraria Común (PAC) en Asturias, que incrementan en 14 millones las ayudas directas a las explotaciones. Además, para facilitar la tramitación, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha autorizado la ampliación del plazo de presentación de solicitudes hasta el 15 de mayo, con la posibilidad de que el Ejecutivo autonómico lo prorrogue incluso hasta finales de ese mes.

Las nuevas bases de la convocatoria, publicadas el pasado martes en el Boletín Oficial del Principado (Bopa), se han adaptado al nuevo marco normativo europeo, vigente hasta la entrada en vigor de la nueva PAC para el periodo 2023-2027.

La próxima semana se aprobará la convocatoria de la PAC de este año, que permitirá la carga definitiva de las solicitudes y la movilización de 96 millones, una cifra histórica de recursos para la ganadería y la agricultura. El Gobierno de Asturias consolida también su apuesta por el compromiso ambiental, a través de los denominados contratos de explotación ganadera sostenible (CES), como medidas alineadas con los objetivos de la nueva política comunitaria.

Los incrementos más significativos se centran en las ayudas agroambientales y la producción ecológica, los pagos al amparo de la Red Natura 2000 y los vinculados con zonas con limitaciones naturales o indemnización compensatoria de montaña.

La distribución es la siguiente:

–   Zonas con limitaciones naturales (ZLN): contarán con 21 millones, un 106,9% más que en 2020.

–   Red Natura 2000: las ayudas ascienden a 1.000.000 euros, un 49,25% más.

–   Agroambientales: el apoyo al mantenimiento de las razas autóctonas en peligro de extinción se incrementa un 153,76%, hasta los 2,3 millones. También aumenta hasta los 4,5 millones, un 28,31%, el apoyo a la producción ganadera sostenible y conservación del paisaje.

–   Producción ecológica: las ayudas a la conservación y mantenimiento de la apicultura ecológica ascienden a 100.000 euros, un  900% más, y para la ganadería ecológica se destinan algo más de dos millones, un 40% más.

Medio Rural aspira a reforzar el modelo de explotación familiar sostenible, mejorar su rentabilidad y lograr su consolidación como nicho generador de actividad económica. Se trata de un sistema que encaja en la PAC post-2020 y está alineado también con la Estrategia Verde Europea, en la que la moderación en el consumo de agua y la producción de alimentos de calidad -en consonancia con prácticas agrícolas que favorecen la biodiversidad- serán el eje principal para canalizar fondos.

Las líneas de apoyo de la PAC suponen un importante instrumento para el impulso de las políticas del Principado en este sector, puesto que contribuyen a la viabilidad económica de las explotaciones, al tiempo que reducen el riesgo de abandono de la actividad. Asimismo, proporcionan un nivel de vida razonable a los profesionales y garantizan su renta. También favorecen la preservación del medio ambiente y el paisaje rural.