El Jurado de Clasificación de Montes en Mano Común ha aprobado hoy la declaración de un nuevo monte vecinal, el de Villamarín, en Grado, y comenzar la tramitación de otras nueve solicitudes.

El monte de Villamarín se suma así a los otros 74 de estas características que existen ya en Asturias. La medida supone que las vecinas y vecinos de estos pueblos podrán disponer legalmente de los terrenos y seguir manejándolos, como han venido haciendo hasta el momento, pero con garantías jurídicas. Ahora, quedan pendientes de elaboración los correspondientes planes de uso para optimizar la gestión comunitaria de los recursos forestales.

El Jurado de Clasificación de Montes en Mano Común, que se ha reunido esta tarde bajo la presidencia del consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial, Alejandro Calvo, ha acordado, además, iniciar la tramitación de otras nueve solicitudes:

–       Folgueras de Boiro, en Ibias.

–       Fontescavadas, en Boal.

–       Abraído, en Taramundi.

–       Fonteta y La Figuerina, en Allande.

–       Forcos, Castrillón, Guariza, Las Torres y Verde, en Caso.

–       Las Colladas, Modreiros y Buspaulin, en Tineo.

En la reunión también han participado el director general de Infraestructuras Rurales y Montes, Fernando Prendes, un letrado de los Servicios Jurídicos del Principado y sendos representantes del Colegio de Abogados de Oviedo y de la Unión de Juntas Vecinales. Asimismo,  han asistido técnicos de la consejería y representantes de las juntas vecinales solicitantes, así como de las corporaciones locales afectadas.

El Jurado de Clasificación tiene actualmente 31 expedientes iniciados en distintas fases de tramitación. Esta labor se enmarca en el plan de choque de los recursos forestales y resulta fundamental para identificar la propiedad de los terrenos, aportar seguridad jurídica e impulsar una adecuada organización productiva del territorio. Con estos objetivos se contribuirá a generar riqueza y empleo, además de favorecer la prevención de incendios.