El director general de Infraestructuras Agrarias y Montes, Fernando Prendes, ha mantenido una reunión en el salón de Plenos con la teniente de alcalde de Cangas del Narcea, Laura Álvarez, la concejala de Medio Rural y Agroganadería de Cangas del Narcea, Ada Riesco, y una representación de los ganaderos del concejo, para trasladarles los avances llevados a cabo para erradicar la plaga de rata topo en el concejo.

Prendes explicó que desde el Principado han contratado a un investigador, a través del Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (SERIDA), con el fin de estudiar el ciclo vital de esta especie. El objetivo es encontrar algún método para acabar con la plaga en el concejo, “bien sea mediante feromonas o buscando algún tipo de alternativa al veneno tradicional para que no afecte a otras especies”, dijo en la reunión el director general.

La edil de Medio Rural y Agroganadería de Cangas del Narcea, Ada Riesco, cree que este estudio para conocer el ciclo vital de la rata topo permitirá, “conocer el mejor momento para actuar, y poder controlar su proliferación”, ha manifestado la edil, quien explicó tras el encuentro, que el Principado también pretende apoyar a los ganaderos con medidas económicas ante las pérdidas de más de un 50% en las cosechas, que esta especie le provoca.

El director general piensa que el cambio climático también está afectando a la proliferación de la plaga, por eso cree este invierno frío “puede tener una influencia en este año en el que tenemos un invierno como los de antes”, añadió Prendes. Unos resultados que se darán a conocer una vez se concluya la investigación, para tomar medidas que mitiguen  los daños que esta especie ocasiona en los pastos cangueses.

En Cangas del Narcea en total se han visto afectadas el pasado año 1.699 parcelas de 164 ganaderos y agricultores, que declararon el mal estado de sus fincas,  que se han recogido en un mapa donde figuran los daños que ocasiona esta plaga.