El presupuesto de Medio Rural y Cohesión Territorial  elevará un 22,4% la inversión en infraestructuras y movilidad para avanzar en un modelo de desarrollo territorial más equilibrado. Este es uno de los grandes objetivos que ha destacado hoy el consejero Alejandro Calvo al exponer en la Junta General las principales líneas de las cuentas para su departamento, que sumarán 401,5 millones.

La consejería es el resultado de la reorganización del Gobierno aprobada por el presidente Adrián Barbón en junio. La unión en un solo departamento de las competencias de infraestructuras y medio rural permite favorecer la cohesión territorial, según ha destacado Calvo. También contribuye a aprovechar mejor las posibilidades de cofinanciación europea para los proyectos vinculados al desarrollo rural. A este respecto, el presupuesto estima un incremento cercano a 30 millones en los ingresos correspondientes al Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (Feader), hasta situarse en 83,5 millones.

El compromiso del Gobierno de Asturias con la conservación de las infraestructuras se refleja en el alza de la inversión para carreteras (84 millones, un 17% más) y en obras portuarias (7,1 millones, casi un 36% de aumento). Además, por primera vez se han incorporado las infraestructuras viarias para el medio rural al programa de cofinanciación del Feader.

También crecen los fondos destinados al transporte, un área que dispondrá de más de 53,2 millones. En su apuesta por una nueva movilidad (eficiente, sostenible, digitalizada e intermodal), el Consorcio de Transportes (CTA), inmerso en un proceso de modernización, gestionará 12,4 millones más, hasta los 43,1. Esta dotación le permitirá responder a las necesidades derivadas de la pandemia y reforzar su papel dinamizador de un transporte público capaz de integrar las necesidades propias del entorno metropolitano con las del medio rural.

El presupuesto posibilita también avanzar en proyectos metropolitanos, particularmente en aquellos vinculados a la movilidad, como motor de adaptación de Asturias a un modelo territorial en red propio del siglo XXI, que genere riqueza y calidad de vida para la ciudadanía.

Actividad agraria sostenible

Las cuentas destinan 34 millones más para apoyar el medio rural e incluyen actuaciones necesarias para converger con los objetivos de la Política Agrícola Común (PAC) en todo el territorio. En concreto, los recursos para el sector primario y el modelo de explotaciones familiares crecen 20,5 millones. De esa cantidad, 6,5 son para reforzar la modernización de las explotaciones y la incorporación de jóvenes, uno de los objetivos prioritarios y transversales del Gobierno.

Los otros 14 millones de incremento permitirán elevar hasta 32 las ayudas para la actividad agraria sostenible. Estos fondos incentivarán y compensarán la aplicación de métodos de producción que contribuyan a proteger el medio ambiente. También se destinarán al mantenimiento de razas autóctonas en peligro de extinción y a ayudar a las explotaciones en zonas de montaña. De igual manera, apoyarán la producción ecológica y la apicultura.

En el abanico de prioridades de la consejería destaca el respaldo a la industria agroalimentaria, con 8 millones, y el refuerzo de la marca Alimentos del Paraíso, que contará con 1,6. La consejería redobla así el impulso a la comercialización de productos de calidad, denominaciones de origen, indicaciones geográficas protegidas y productos ecológicos.

El incremento del presupuesto del Serida permitirá, por otro lado, reforzar la labor de este organismo en pro de la investigación y el desarrollo agroalimentario. Más de 500.000 euros se destinarán a actuaciones de reparación y construcción de nuevas infraestructuras y 180.000 a la adquisición de nuevo equipamiento técnico.

Respaldo al sector forestal y lucha contra especies invasoras

Otra de las prioridades es el sector forestal, que constituye un reservorio de materias primas, biodiversidad y actividad socioeconómica. Las cuentas destinan casi 16,6 millones a obras y actuaciones para mejorar la calidad de las masas forestales, infraestructuras y concentraciones parcelarias, así como a ayudas para ayuntamientos y particulares orientadas a la prevención de incendios y ordenación de los bosques.

También aumenta la inversión para proteger la biodiversidad, el uso público de los espacios naturales y la generación de valor para luchar contra el despoblamiento. Destaca el incremento de un 65% en la financiación destinada a los centros de recepción, los programas de educación ambiental y actividades, y la mejora de las infraestructuras de la Red Natural de Asturias, que recibirá casi 2,9 millones.

Otras de las líneas de trabajo para evitar la pérdida de biodiversidad son la inversión para la restauración de hábitats fluviales y la lucha contra las especies invasoras, cuya partida crece hasta 1,9 millones, un 170% más que en 2020.

Apoyo al sector pesquero

La pesca marítima es una de las piezas básicas de la consejería. El incremento de un 32,48% en su presupuesto supone una apuesta por la flota asturiana, artesanal, de pequeñas dimensiones y sostenible, que abarca todas las modalidades pesqueras del Cantábrico y Noroeste.

Sobresalen  los 1,7 millones para el apoyo al tejido asociativo pesquero y una nueva línea de ayuda específica para paliar los efectos de la pandemia. También se incrementan un 22% las inversiones de mejora de las infraestructuras pesqueras y equipamientos, hasta casi 4 millones. El presupuesto reserva 1,3 millones para la compra de drones y de una embarcación para luchar contra el furtivismo.