La consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez ha anunciado en Villaviciosa que su departamento convocará en agosto las ayudas a las plantaciones de manzana y frutos rojos por un importe de 200.000 euros (100.000 para cada tipo de explotación). Esta cifra será intercambiable en función de las peticiones que se presenten.

Álvarez, que ha inaugurado el I Festival del Arándano y Frutos Rojos, ha subrayado que, a partir de 2017, las plantaciones de frutos rojos que se ubiquen en territorios cubiertos por el programa Leader podrán acceder también a ayudas de este plan, siempre que las estrategias elaboradas contemplen este tipo de cultivo.

En 2015 se plantaron 18,55 hectáreas, que recibieron ayudas por valor de 95.826 euros mientras que en 2014 las subvenciones fueron de 56.319 euros y se cultivaron 8,80 hectáreas, de las que 0,60 fueron de grosella, 0,20 de frambuesa y 8 de arándanos.

2016_07_30 consejera de Desarrollo Rural en VillaviciosaAsturias cuenta con 163,67 hectáreas de plantaciones de arándanos y otros frutos rojos, en un total de 259 parcelas pertenecientes a unos  55 productores inscritos en el Registro General de la Producción Agrícola (Regepa).

Además, hay 15,6 hectáreas en las que se producen frambuesas, distribuidas en 22 parcelas y cinco productores, mientras que otras 4,62 hectáreas (22 parcelas) producen otros frutos rojos como fresa, grosella o mora.

Los productores de arándanos y otros frutos rojos deben de estar inscritos en el Regepa, creado a nivel nacional en 2015 mediante un decreto que regula las condiciones de aplicación de la normativa comunitaria en materia de higiene en la producción primaria agrícola. Este registro persigue tener controladas las producciones agrícolas que se destinan a consumo humano para garantizar su higiene. La  medida forma parte del plan nacional de controles de la cadena alimentaria.