Piensos Nacho, un referente en la región en distribución de forraje

5167

Piensos Nacho es todo un referente en lo que a tienda agrícola y almacén de distribución de piensos y forrajes se refiere en Infiesto. Con 37 años de historia el negocio dio sus primeros pasos en Cardes, donde Nacho Sánchez compatibilizaba su trabajo en el sector de la construcción con un molino. Finalmente decidió apostar por el molino y con dos empleados en el año 1977 comenzó a comercializar pienso. El negocio estuvo en Villamayor durante seis años y posteriormente pasó a Infiesto hace ya 22 años donde continúa con su actividad con la incorporación de productos hasta convertirse en tienda agrícola. Desde hace seis años su hijo Nacho Sánchez le ha dado relevo aumentando el negocio con la adquisición de unas naves y contando con el apoyo de su hermana Ana Belén. “Nosotros siempre estuvimos ayudando a mi padre, los tiempos obligaban a viajar, comprar materia prima fuera, y moverse mucho, fue cuando mi hermano Nacho se hizo cargo de todo y yo le ayudo”, explica Ana Belén Sánchez.

Aunque su ámbito de venta de forraje es regional e incluso llegan a Cantabria, Piensos Nacho tiene su principal área de actuación en la zona de Piloña, Cangas de Onís, Gijón, Villaviciosa e incluso las cuencas. Piensos Nacho ofrece venta directa en la tienda de Infiesto y reparto a domicilio. Su punto fuerte son los forrajes que traen de León, Burgos, Palencia, Zaragoza y Lérida.

“En la tienda ofrecemos todo tipo de referencias relacionadas con el campo, desde semillas, piensos, abonos, fitosanitarios (herbicidas, fungicidas, insecticidas…). Además contamos con un par de naves donde tenemos los molinos donde se elabora la harina, donde se descargan los graneles de cebada, maíz y trigo, donde almacenamos los piensos y todo tipo de forrajes (alfalfa deshidratada, alfalfa en rama, paja picada, vezas…)”, explica Ana Belén.

Trabajan con dos marcas de pienso, Gissona de los que son delegados de zona y la marca Biona de la empresa De Heus. Su punto fuerte son los forrajes, y como referencia el año pasado distribuyeron un millón de kilos de un solo distribuidor. La empresa cuenta con nueve trabajadores y seis camiones, cuatro de ellos dedicados al forraje.