La recogida de vidrio crece en Asturias un 3,6% en 2008, hasta las 16.365 toneladas

195

Cada asturiano recicla, de media, casi 16 kilos de vidrio al año, el equivalente a unos 60 envases, según los datos aportados esta mañana por Santiago Fernández, gerente de Cogersa, y Germán Fernández, gerente de Ecovidrio en Asturias.

Los asturianos reciclaron 16.365 toneladas de residuos de envases de vidrio a través del contenedor verde en 2018, lo que representa un crecimiento de un 3,6% respecto a 2017 y se convierte en el mayor incremento interanual de los últimos ocho años. En este sentido, cada ciudadano recicló una media de 15,9 kilogramos lo que equivale a 60 envases por habitante.

Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de los residuos de envases de vidrio, ha presentado esta mañana la radiografía del reciclaje de vidrio en Asturias. El acto ha tenido lugar en la sede del Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa). Durante su intervención, el gerente de Cogersa ha afirmado que estos resultados son «positivos e invitan al optimismo», aunque «aún queda mucho camino por andar para lograr reciclar al menos la mitad de los residuos domésticos y comerciales que se generan, tal y como establece la legislación vigente». Santiago Fernández ha vinculado el incremento al esfuerzo en educación ambiental y en comunicación que viene haciendo el consorcio en los últimos años y ha recordado que el reciclaje es «una responsabilidad compartida» de todos los actores implicados que son los Ayuntamientos, la administración autonómica, la ciudadanía, el consorcio y las empresas.

Por su parte, el gerente de zona de Ecovidrio ha destacado que estos «excelentes resultados» en Asturias demuestran «la gran conciencia medioambiental por parte de asturianos, así como la solvencia y crecimiento que tiene el modelo de contenedor. A pesar del crecimiento en los datos de recogida, no tenemos que conformarnos y es importante seguir avanzando para convertir a Asturias en un referente en economía circular». En este sentido, «el respaldo del Gobierno de Asturias, Cogersa y los entes locales de la región es fundamental para alcanzar los objetivos», ha señalado.

Con el objetivo de facilitar la labor de reciclaje a los ciudadanos, durante 2018 Ecovidrio ha instalado en Asturias 197 nuevos contenedores, incrementando el parque en un 4,5 por ciento hasta alcanzar los 4.569 iglús, lo que se traduce en un contenedor cada 225 habitantes. El objetivo es incrementar la tasa de reciclaje de envases de vidrio.

Cogersa estima que cada año, en Asturias, acaban en la basura 16.000 toneladas de vidrio, que se suman a los más de 16.000 que se reciclan. Además, el consumo de sidra, cuyas botellas retornan a los llagares, suponen la reutilización de otras 16.000 toneladas, un hecho diferencial de nuestra región.