Entrevista a Ana Balseiro, investigadora del área de Sanidad Animal del SERIDA

205

El índice de prevalencia de la tuberculosis bovina en Asturias se situó el año pasado, por primera vez en la historia de las campañas de saneamiento ganadero, por debajo del 0,1 por ciento. Concretamente, descendió hasta el 0,08% frente al 0,17% de 2016, lo que supone un 52% menos. Este dato implica que, de mantenerse esta tendencia durante los próximos cinco años, Asturias sería declarada región libre de la enfermedad por la Unión Europea (UE) en 2022. En el área de Sanidad Animal del SERIDA se investigan enfermedades infeccionas principalmente compartidas entre ganado doméstico y fauna silvestre, algunas de las cuales también pueden afectar al ser humano, entre ellas la tuberculosis o algunas enfermedades transmitidas por garrapatas.