Entrevista a Álvaro Fernández, en su cebadero de Mallecina (Salas)

2683

Álvaro Fernández ha convertido una necesidad, en un negocio de futuro. Buscaban la mejor carne para su restaurante Pimienta y Clavo, situado en Grado, y hace cuatro años abrieron su propio cebadero (hoy situado en Mallecina, Salas), donde crían los terneros que posteriormente sacrifican y ofrecen en su carta, controlando todo el proceso de principio a fin, además de vender a otros clientes.