El verano asturiano le sienta bien a la hípica

840

La hípica en Asturias goza de muy buena salud y esta se intensifica aún más en el verano. Desde principios de julio hasta la primera quincena de septiembre se desarrollarán en nuestra comunidad autónoma más de una docena de concursos de distintas modalidades repartidos entre Luanco, Avilés y Gijón.

El calendario hípico -explica el presidente de la Federación Hípica Asturiana, José Manuel Valdés Loredo- “va de febrero a diciembre, pero la actividad más intensa de las amazonas y jinetes se concentra en los meses de verano con concursos nacionales de distintas disciplinas y categorías”.

En julio se desarrollarán siete concursos: seis de salto y uno de doma. Por categorías se celebrarán dos de tres estrellas: uno en Avilés y otro en Luanco y dos de dos estrellas en La Manzaneda, en el concejo de Gozón. A estos hay que añadir otros dos concursos de caballos jóvenes, organizados por la Asociación Nacional de Criadores de Caballo de Deporte Español (ANCADE) a desarrollar en Luanco y Avilés.

El calendario hípico asturiano de julio se cerrará el último fin de semana del mes con un concurso de doma en el Club Hípico Astur, CHAS y el XVIII Raid Ribadedeva. Caballos, jinetes y amazonas participantes podrán a prueba su velocidad, habilidad, así como su  resistencia física y psicológica cabalgando por la arena de la playa La Franca.

En agosto habrá seis concursos de salto y uno de doma, que se repartirán  entre Luanco y el Club Hípico Asturiano, ubicado  en Gijón. “Cabe destacar que uno de los que se celebrará en el CHAS será de cuatro estrellas con lo que nos coloca a la cabeza de las categorías existentes, ya que el máximo es cinco estrellas”, puntualiza el presidente de la Federación Hípica Asturiana, José Manuel Valdés Lauredo.

Además de todos estos concursos, Gijón volverá a ser, del 29 a 2 de septiembre, sede  del Concurso de Saltos Internacional Oficial de España, CHIO, a desarrollar en las Mestas y del 7 al 9 de septiembre se celebrará el Campeonato de Asturias de salto. En definitiva, un completo programa hípico capaz de satisfacer a todo tipo de afición.

Las perspectivas de participación son muy halagüeñas. “Por la gran cantidad de llamadas telefónicas que estamos recibiendo prevemos una nutrida participación de jinetes y amazonas, tanto de Asturias como procedentes de otras partes de España”, subraya José Manuel López Loredo.

Y es que el verano asturiano le sienta muy bien a esta modalidad deportiva. En palabras del presidente de la Federación Hípica Asturiana, “nuestro clima convierte a Asturias un lugar especialmente atractivo para participar en los concursos porque las temperaturas son ideales para los caballos”.

El único nubarrón indeseado en la actividad hípica de este verano será la ausencia de las tradicionales apuestas que solo se podrán realizar en Las Mestas. “Las apuestas más que consecuencias económicas, porque muchas veces era lo comido por lo servido, representaban un elemento más de atracción por lo que representaba de emoción y entretenimiento. Puede contribuir a que merme la asistencia de público”.

La hípica en Asturias, teniendo en cuenta nuestra dimensión territorial y densidad de población, goza de muy buena salud y “tiene un nivel alto”. José Manuel Valdés Loredo destaca especialmente el hecho de contar con muy buenos oficiales. “Tenemos jueces, diseñadores de pista  y comisarios internacionales de muy alto nivel”, afirma.

La Federación cuenta en la actualidad con 1.100 deportistas federados y según comenta José Manuel Valdés Loredo, “un nivel alto teniendo en cuenta que somos una comunidad autónoma territorialmente pequeña y con poca población”.