Ayudas a la industria agroalimentaria y forestal asturiana

890

La Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales dedicará 8.303.402 euros a financiar la convocatoria de ayudas para inversiones en transformación, comercialización y desarrollo de productos agrícolas, así como para tecnologías forestales. Estas subvenciones, que el Ejecutivo autonómico considera de vital importancia para apoyar la consolidación de un sector agroalimentario potente y de una industria forestal local eficiente, tendrán carácter plurianual y se distribuirán en tres ejercicios presupuestarios: 2.942.402 euros para este año, 2.861.000 para 2017 y 2.500.000 para 2018.

La subvención máxima está fijada en el 40% de la inversión y los beneficiarios son personas físicas o jurídicas titulares de industrias agroalimentarias o forestales.
Las ayudas están previstas en el Programa de Desarrollo Rural (PDR) 2014-2020, en dos medidas específicamente relacionadas con el apoyo a la industria agroalimentaria y forestal. La dotación en su conjunto es de 68 millones durante los siete años de programación, lo que supone cerca del 20% del total del PDR.

Las subvenciones son cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), el Principado de Asturias y la Administración General del Estado. Su objetivo es mejorar la capacidad productiva del sector industrial agroalimentario y forestal, es decir, aquel que partiendo de una materia prima básica (agrícola, ganadera, o forestal) realiza una transformación que aporta valor añadido y favorece la comercialización del producto. Las industrias que transforman los productos agrícolas y forestales tienen gran importancia en el desarrollo de los recursos propios del Principado y en la diversificación de la producción primaria.

Estas ayudas contribuirán a mejorar los sistemas de transformación, comercialización y desarrollo de productos agrarios mediante el fomento de la producción local, la venta directa, los canales cortos de comercialización, así como la inversión en industria agraria y agroalimentaria. Van dirigidas a subvencionar inversiones que mejoren el rendimiento global de la explotación o el mantenimiento del empleo, que incorporen tecnologías y procedimientos para el desarrollo de nuevos productos de mayor calidad o de nuevos mercados, que permitan crear redes locales de recolección, recepción, almacenamiento o clasificación y que impulsen sistemas de calidad y seguridad alimentaria.
En el caso de las industrias forestales, el Ejecutivo autonómico pretende mejorar el potencial forestal y su transformación, la mecanización de procesos y la optimización de procedimientos en el marco del incremento de la capacidad económica de los montes.
También son subvencionables, por ejemplo, gastos de adquisición de bienes inmuebles ligados al proceso de transformación, maquinaria y equipos, honorarios técnicos asociados a los proyectos y elaboración de planes, adquisición de patentes o paquetes informáticos, implantación de procedimientos de certificación y actuaciones que supongan una mejora general del producto final.

El Ejecutivo asturiano juzga imprescindible lograr una mayor participación de agricultores, ganaderos y silvicultores en los procesos de transformación y comercialización de los productos. También considera necesario fomentar las iniciativas de los empresarios para establecer, modernizar y diversificar sus instalaciones industriales y acceder a inversiones tecnológicas para hacerlas más competitivas.
La producción agroalimentaria transformada de Asturias se sitúa en el 15% del PIB regional, mientras que la producción primaria directa no transformada supone el 1,5%. Por tanto, la transformación agroalimentaria multiplica por diez el valor de las producciones primarias asturianas. Globalmente, la producción agroalimentaria suma unos 1.800 millones anuales, de los que cerca de 1.200 están vinculados al sector lácteo y el 90% se vende fuera de Asturias.